Entradas

¿Pescado? Sí, gracias.

Los pescados son animales vertebrados procedentes de los mares o de los ríos.

Son un alimento fácil de digerir. Contienen proteínas de buena calidad y son imprescindibles por sus propiedades nutritivas en una dieta equilibrada y saludable, además de minerales como hierro, potasio, yodo, calcio, magnesio y vitaminas del grupo B, A y D.

Se debe aumentar el consumo de pescado sobre todo en la época de crecimiento de los niños,adolescentes también durante el embarazo y lactancia, así como en la vejez.

El pescado puede ser azul, blanco o semigraso.

El pescado azul beneficia el sistema inmune, la memoria y el corazón. El eicosapentanoico y el docosahexaenoico son los ácidos omega-3 presentes en todos los pescados y mariscos, sobre tdo en los pescados más grasos, conocidos como azules.Los más conocidos son: la sardina, el boquerón (que aportan gran cantidad de calcio), el jurel, salmón, caballa, emperador o pez espada, salmonete, atún, bonito o anguila.

El pescado azul contiene entre el 6% y el 7% de grasa, por eso se enrancia con facilidad. Para alargar la vida útil se puede conservar en escabechado, en conserva, ahumado o en salazón.

Para reconocer el pescado azul fresco se observan los ojos salientes, transparentes y brillantes, la piel húmeda y brillante, el cuerpo duro y elástico, las escamas muy pegadas a la piel, la carne pegada a la espina que no se separe con facilidad, las branquias rojas y brillantes.

El pescado semigraso contiene aproximadamente el 5% de grasa. Los más conocidos son el besugo, la palometa, la dorada y la lubina.

El pescado blanco contiene aproximadamente el 2% de grasa, es un pescado no graso. Los que consumimos habitualmente son el bacalao, la trucha, la merluza, el gallo, la pescadilla, el rodaballo,lenguado..

Para reconocer el pescado blanco fresco: la piel debe ser brillante y tersa, los ojos con las pupilas negras y la córnea translúcida , las agallas de color rojo fuerte. La carne es blanca y al consumirse se despega en láminas. Nos aporta fósforo, calcio, sodio, yodo y potasio.

El pescado es un alimento de origen natural si prodece del mar o del río pero si proviene de piscifactoría allí se les alimenta con piensos compuestos.

El pescado se puede consumir además en conserva, salmuera, ahumado, al vapor, frito y al horno.