Entradas

11 plantas para aumentar las defensas en invierno

La naturaleza nos ofrece una gran diversidad de plantas, entre ellas, las plantas medicinales; que desde la antigüedad se utilizaban con fines terapéuticos.

Hoy en día, las conocemos con el nombre de fitoterapia y forma parte de las llamadas naturales.

Algunas plantas medicinales nos ayudan a mantener un buen sistema inmunitario que hace que nos resulte más fácil resistir los ataques de las bacterias y de los virus, que son las que provocan las gripes y los resfriados, por esto es importante, reforzar las defensas de nuestro organismo.

El resfriado o catarro, es una infección de las vías respiratorias, nos puede afectar a la nariz, la garganta y al aparato respiratorio. Los síntomas más comunes son: dolor de garganta, congestión nasal, mocos, tos y a veces fiebre. Para recuperarnos es conveniente beber mucho líquido como agua, zumos naturales, infusiones. También ayuda a recuperarnos hacer gárgaras de agua caliente con miel y limón.

Algunas plantas medicinales son muy recomendables para estimular las defensas y ayudan a aliviar los síntomas, entre las más conocidas están:

La equinácea: fortalece el sistema inmune, ayuda al organismo a defenderse de las infecciones, tanto víricas como bacterianas.

Aquilea: reduce la fiebre y aumenta las defensas.

Eucalipto: es descongestionante, expectorante, antivírico y analgésico, inhalar los vahos alivia la congestión nasal.

Escaramujo y  la acerola: contiene mucha vitamina c. Ayuda a las defensas del organismo.

Milenrama: es anticatarral, es ideal para combatir la fiebre e infecciones.

Menta piperita (no confundir con menta poleo): es analgésica, anticatarral y antimicrobiana.

Manzanilla: es conocida por sus buenas propiedades, es antiinflamatoria, analgésica, sedante, antipasmódica, excelente como tónico y para inflamaciones como gastritis.

Llantén: es expectorante, diurético y alivia las mucosas inflamadas.

Pino albar: antiséptico, anticatarral y estimulante.

Anís: expectorante, antimicrobiano, antipasmódico, tónico y aromático.

Podemos infusionar estas plantas durante todo el año pero es en esta época cuando nuestro organismo más se beneficia.