,

Pilates: el aliado para tu salud

El método pilates se introduce por primera vez en España en 1988. Consiste en un conjunto de ejercicios cuya finalidad es ejercitar el cuerpo y la mente, consiguiendo mantener así su equilibrio.

El pilates requiere concentración, centrarse en lo que se está haciendo. Los movimientos deben estar coordinados con la respiración. Es más importante realizar los ejercicios correctamente que estar pendiente del número de repeticiones o series.

Se practica en todo el mundo, es más popular porque lo practican personas famosas. Está indicado para todas las personas sin distinción de edad. También está dirigido a personas que padecen dolores crónicos debido a las malas posturas , corrigiendo el mal hábito o  que se encuentren en proceso de rehabilitación. Previene y cura el dolor de espalda ,reduce las tensiones musculares y lo pueden practicar aquellas que nunca han realizado ningún deporte.

El objetivo del pilates no es quemar calorías (aunque se pierde peso de forma equilibrada y reduce la talla) sino reforzar la musculatura y aumentar la fuerza.

Además de los beneficios nombrados, también incluyen estos:

Mejora la flexibilidad, el control de nuestro cuerpo y la coordinación, además de nuestra condición física, aumentando el control, la concentración y la relajación.

Proporciona una figura más estilizada, elegante y delgada, fortaleciendo y tonificando el cuerpo sin incrementar el volumen muscular al contrario que las pesas que transforman el músculo haciéndolo más redondo y con más volumen.

Ayuda a la agilidad y al equilibrio, desarrolla los músculos internos para mantener el equilibrio corporal

Reduce la celulitis y alinea la pelvis y la columna.

El pilates es una excelente forma de ejercicio porque al mismo tiempo está presente el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad y la resistencia.