En otoño moviliza tu energía

El verano ya ha llegado a su fin. Tenemos que volver a la rutina del trabajo, niños y jóvenes retoman las clases.. En esta época, hay personas que sufren depresión postvacacional, sus síntomas son la falta de concentración, la fatiga, el cansancio, la falta de apetito, la somnolencia, la tristeza, desmotivación, irritabilidad.. El otoño es el momento de dejar atrás los excesos alimentarios cometidos durante el verano y retomar la práctica de ejercicio físico para seguir manteniéndonos en forma, así como aumentar las  horas de sueño.

Debemos retomar una alimentación adecuada que nos proporcione la energía necesaria para dar lo mejor de nosotros mismos en el trabajo y en los estudios. Esta nutrición nos debe aportar vitaminas y minerales llenándonos de vitalidad y mejorando nuestro estado de ánimo..

No pueden faltar las frutas y las verduras, hay que evitar en lo posible las grasas hidrogenadas y los altibajos de azúcar en sangre. El otoño nos ofrece muchos alimentos y muy buenos, entre ellos, la berenjena, cebolla, calabaza, pimientos (rojo y verde) judía verde, remolacha, tomate, aguacate, plátano, uvas, piña, pera , melón, manzana, melocotón, ciruela, kiwi..

Tambíen encontramos proteínas vegetales, garbanzos, lentejas, alubias y frutos secos como nueces, pistachos, almendras, anacardos, avellanas..

Entre la proteína animal es especialmente recomendable en esta temporada la sepia, la sardina, el salmón, la pescadilla, el pez espada, merluza, mejillones, ostras, rape, los langostinos, las gambas, el calamar, el boquerón, el besugo… y en las carnes, la vaca, el pollo..

El otoño es una estación magnífica para empezar una nueva rutina..¿ te animas?